JOSE LUÍS GÁLVEZ CABRERA

22 de Octubre de 2017

¡AMIGO!

 


José Luís y Eugenia. Eugenia y José Luís. Desde hace años acudían a todos los actos de esta Casa de Andalucía. Especialmente a las sesines de flamenco, porque José Luís era un sabio del flamenco y Eugenia es una auténtica "viciosa", como ella se califica a sí misma, del flamenco.


Ya no vendrán juntos. “El Gálvez” se ha ido a programarle flamenco al mismísimo Dios. Seguro que afina el oído de ese Cristo a quien tantos flamencos invocan y que le enseña a distinguir entre los cantes de El Mellizo y los de El Trillo. ¡Qué bien lo van a pasar en el Cielo! ¡Y qué tristes quedaríamos acá si no le tuviéramos en nuestro corazón y recuerdo! Afortunadamente Eugenia no nos permitirá olvidarle.

Y esta es la última crónica escrita por José Luís. Es sobre los “APERITIVOS FLAMENCOS”  de esta Casa de Andalucía celebrados el domingo pasado, 15 de Octubre.

 


Aperitivos flamencos
Casa de Andalucía en Rivas

El pasado domingo se celebraron los primeros Aperitivos Flamencos de la temporada en la Casa de Andalucía de Rivas y a pesar del largo puente tuvieron una buena entrada. Como de costumbre rompió el hielo Paco Torres haciendo un cante poco escuchado, unos tangos lentos  conocidos por cantes de Arcos y unos jaleos. Muy bien.
Luego María dijo cuatro letras por tangos y unas bulerías acordándose de Lole Y Manuel. A continuación Juana nos cantó por bulerías y terminó la primera parte Santiago con una buena selección de cantiñas y unos airosos tanguillos gaditanos con letras del gran Chano Lobato. En esta primera parte la sonanta corrió a cargo de José Manuel  Chamero.


Juan Antonio Muñoz fue el acompañante de los cantaores de la segunda parte, que fueron otra vez Paco Torres  cantando por tangos de Málaga y del Titi de Triana, Juana haciendo cinco estrofas por soleá  evocando a la Serneta y al Mellizo, Santiago con la malagueña doble del Mellizo y su preceptiva granaina de preparación, un inspirado Antonio Núñez haciendo unas muy buenas soleares de Triana acordándose de Pinea y del Ollero, acabando con tres sentidos fandangos alosneros.


A continuación Pepe Caballero nos regaló un magnifico y templado cante por soleá; Pinea, Alcalá, Mellizo e Yllanda y unos cantes abandolaos; rondeñas y Lucena.


Remató el generoso Cancanilla de Málaga con unos tientos y cinco extraordinarias seguiriyas; Torre, Lacherna, Enrique Ortega, Francisco la Peña y el Nitri.
Fiesta grande del flamenco una vez más


José Luís Gálvez Cabrera